Caracoles con salsa picante; Chúpate hasta los dedos

Hoy vamos a aprender a cocinar uno de los platos más sabrosos y personalizables de mi lista gastronómica picante; Caracoles con salsa picante, que son tan variados y dan tantas posibilidades para improvisar, que terminarás chupándote los dedos hagas la receta que hagas. ¡Y más si están picantitos!

¿Te gustan los caracoles? Prueba añadiéndoles ese toque picante que tanto te gusta

El mundo de los caracoles en la cocina casi nunca tiene término medio; o te gustan más que nada o los odias. Quizá sea su textura, su viscosidad en el paladar o el sabor que proporcionan junto con la salsa que decidamos añadir pero, ¡No sé qué tienen que están sabrosísimos!

En esta ocasión y, haciéndoles un homenaje bien merecido, vamos a aprender a hacer caracoles en salsa picante con diferentes aliños y combinaciones, con ideas y propuestas diferentes para que siempre tengas un As bajo la manga con la que sorprender a tus comensales.

Las salsas picantes, base esencial para aportar fuerza al plato

Los chiles picantes, guindillas o ajíes, son la parte más importante a la hora de darle carácter a una receta, por eso es esencial que escojas tus picantes favoritos y te dispongas a trocearlos, pues hoy va a suponer un antes y un después en tu cocina.

Teniendo claro que aquí no nos conformamos solo con echarle un par de cayenas, pasaremos a la realizar ya la receta de nuestros caracoles con salsa picante y, dejaré a tu libre albedrío la elección del chile que desees incorporar al plato.

¿Es mejor comprar caracoles en formato natural o ya envasados?

Si lo vas a hacer por comodidad, te recomiendo que los compres en conserva o en tarros. Vendrán limpios y listos para cocinar.

Si quieres que la esencia natural esté presente, cógelos directamente del campo o del mercado. Tndrás que limpiarlos y hervirlos bien, pero la recompensa será brutal: mucho más sabor.

caracoles picantes

Ingredientes para nuestra receta de caracoles con salsa picante:

  • Chorizo picante. (Al gusto)
  • 1 Kg de caracoles.
  • 2 Huevos cocidos.
  • 1 Paquete de taquitos de jamón serrano.
  • 1 Pimiento rojo o verde.
  • 1 Cebolla picada.
  • 2 Dientes de ajo picados.
  • 5 Tomates.
  • 2 Guindillas, cayena. (Añade aquí tu chile bien picado)
  • Aceite de oliva.
  • Sal.
  • Pimentón picante.

Antes de nada: Limpia bien tus caracoles si los compraste vivos

La eliminación de cualquier impureza en la cáscara del caracol, así como las babas y demás residuos que pudieran tener deberás hacerla poniéndolos en un cubo con agua y sal.

    • Si trajiste los caracoles vivos en una bolsa, agujeréala y déjala toda la noche para que vayan haciendo y soltando sus necesidades. (Consejo de la abuela)
    • A la mañana siguiente, pasa los caracoles a un recipiente con agua fría y sal. Déjalos durante 20 minutos para que vayan soltando las babas. Escurre y vuelve a repetir la fase.
    • Pásalos a un cazo con agua fría y pon el fuego bajito para que vayan hirviendo lentamente. Ahora dejaremos que hiervan durante otros 20 minutos.
    • Por último, pasamos de nuevo a un cazo con agua fría y sal, dejamos 20 minutos más y escurrimos.

Pasemos a la super receta de caracoles con salsa picante

Ahora que ya tenemos los caracoles bien limpios y cocidos, pasaremos a hacer la receta de una forma mucho más sencilla y rápida.

Pasemos al sofrito picando los ingredientes esenciales

Cogemos una sartén, le ponemos un chorrito de aceite de oliva y la calentamos a fuego lento. En ella introduciremos la cebolla bien picada junto con los ajos también troceados. Una vez esté la cebolla bien transparente añadiremos también los pimientos bien troceados.

Ahora es el turno de añadir los tomates y nuestro picante

Recuerda que para tener unos caracoles con salsa picante de calidad es esencial prestar atención al sofrito, el cual es la esencia del propio caracol.

Una vez tenemos a fuego lento haciéndose la cebolla con los pimientos, pasaremos a añadir los tomates bien pelados y troceados a taquitos. Aquí también será el momento de incorporar a la sartén una cucharada de pimentón picante y nuestra cayena, en su defecto, tu chile escogido favorito. Mi consejo: Un buen chile de árbol troceado.

Sofrito de caracoles con salsa picante
Ahora ya solo nos falta esperar a que se cocine este delicioso y picante sofrito para los caracoles.

Turno del chorizo, los huevos y el jamón troceado

Ahora que ya vemos cómo va cogiendo color este sofrito de verduras, es el turno de introducir los taquitos de chorizo picante y de jamón, para que se vayan friendo también y aportando sabor a la mezcla. ¡Ya se me están saliendo los dientes! Los dos huevos los haremos trocitos y, cuando ya veamos todo bien frito, los añadimos también.

Finalmente, añadimos nuestros caracoles

Acompañados de un chorrito de agua, añadimos los caracoles a nuestra super sartén. Dejaremos que se cocine todo durante al menos 20 minutos, removiendo de vez en cuando para que todo se empape de sabor y picor.

caracoles con salsa

Luego ya solo tendremos que dejarlos reposar bien tapados unos 15 minutos y, ¡Listos para servir!

Una receta fácilmente personalizable

La hagas como la hagas, los caracoles siempre saldrán de categoría. Puedes añadir al sofrito un chorrito de vino tinto, más embutido e incluso crear diferentes salsas no necesariamente con tomate como base.

Ahora bien, recuerda que los chiles que añadas en tu sofrito serán los que aporten la intensidad y cuerpo a tus caracoles con salsa picante, quizá deberías no excederte para poder saborear también el propio caracol.

¿Te gustan las almejas en salsa picante? Quizá también deberías conocer la receta para cocinarlas y saborearlas de una forma realmente intensa.

¿Dónde puedo comprar caracoles?

Hay zonas en las que está prohibido comprar caracoles que hayan sido recolectados horas atrás en los campos de tu población, por razones sanitarias. Sin embargo, existen alternativas a adquirirlos de esta manera:

  • Supermercados: Aquí encontrarás caracoles preparados de diferentes formas, incluso cocinados y listos para calentar.
  • Mercados: En estos mercados más tradicionales puede que encuentres algun saquito de caracoles, siempre que esté permitido venderlos de esta forma.
  • Buscándolos : Después de haber llovido en los campos, los caracoles terminan saliendo y trepando por todas las estructuras, tan solo tendrás que llevarte una bolsa y un par de horas libres de tu tiempo para localizarlos.
  • Internet: Amazon incluso vende también caracoles. Una forma sencilla y rápida de obtenerlos sin esfuerzo alguno.

No products found.