Consejos y cuidados para cultivar chile en casa

Cuidados para cultivar chile

Hoy vamos a hablar del cultivo en casa, de meter nuestro huerto exterior dentro de casa, en maceteros. ¡Y después disfrutarlos! Ya que muchos no contamos con parcela de terreno exterior, en esta ocasión nos centraremos en algunos cuidados para cultivar chile en casa sin necesidad de salir fuera.

Además de cultivar chile, vamos a decorar la casa

Aprender a cultivar los chiles en una maceta hará que nuestra casa gane en color y, aunque no estamos hablando de decoración de interiores, ¿A quién no le gusta una maceta bien bonita mandando en la cocina o el salón? Pues vamos a ello.

Cultivo de chile en maceta

Los chiles se saborean, no se comen. Eso bien lo saben los que nos consideramos amantes de la comida picante. Ahora imagina contar con una planta en tu propia casa que te proporcione ese chile que tanto te gusta, suena bien, ¿Verdad?

Nos vale cualquier variedad de chile para cultivar, un catálogo infinito de posibilidades

Desde jalapeños hasta habaneros, pasando por serranos o chiles de árbol, podemos plantar y cultivar la variedad de la especie Capsicum annuum que se nos antoje para después disfrutar de su pungencia, color y sabor. Y qué demonios, si no te gusta el picante, también te sirve para venderlos, regalarlos o simplemente decorar tu casa.

Bien, lo primero que necesitamos para aprender a cultivar chiles en nuestra casa serán ganas, si no hay ganas no hacemos nada. Lo siguiente, saber que hay determinadas especies que se adaptan mejor a la maceta que otras, por eso es fundamental tener claro qué vamos a plantar.

Cuidados necesarios para el cultivo de chiles en nuestra casa

Es fundamental que dispongamos de un lugar en el que entre la luz del Sol, aunque no es recomendable que estén sometidos directamente a su acción mediante los rayos. Sin iluminación natural poco podremos hacer, créeme.

Ya que dentro de casa las temperaturas en invierno no suelen bajar tanto como en el exterior (18-22ºC), podremos aprovechar y mantener la planta en una especie de parón de invierno para recuperarla en primavera. De esta forma, el Sol y la temperatura harán que vuelvan a florecer y sacar el fruto.

El sustrato es fundamental para obtener un gran chile

El suelo es la pieza clave que determinará el éxito o fracaso de nuestra aventura como cultivadores de chile. Necesitamos que el sustrato sea fértil, drenado y ligero, que proporcione una buena nutrición sin encharcar las semillas que plantemos.

sustrato chiles

Presta mucha atención al nitrógeno, ten cuidado, pues hablamos de cultivos realmente exigentes en cuanto a nutrientes. Si nos excedemos es probable que la planta no llegue a florecer.

El compost ha de estar bien descompuesto para emplearlo como mezcla. Turba o mantillo también son compañeros ideales para combinarlos con un sustrato normal. No te olvides de añadir un poco de arena en la mezcla y contar con grava en el fondo.

El riego; otro punto clave para nuestro cultivo de chile

Hablamos de unas plantas que suelen ser exigentes en cuanto a la cantidad de agua que precisan, por eso éste debe ser moderado y abundante, aún más en verano. Contar con chiles plantados en maceta requiere aportar y mantener ese toque extra de humedad que el exterior podría proporcionar.

Eso sí, aunque no hace falta decirlo, uno de los principales cuidados para cultivar chile en casa exige que ese plus de riego no se convierta en encharcar la planta. Evita también mojar las hojas para eliminar posibles apariciones de hongos. Y una vez hayas regado, retira el agua sobrante del plato.

Pasemos al sembrado de nuestros futuros chiles

A finales de invierno es cuando comenzaremos, obviamente en semillero protegido o en su defecto, de cama caliente. Sí que es importante contar con una temperatura de 24-25 grados para la germinación, realizando un riego constante y suave conseguiremos que en un0s 20 días las semillas estén germinadas.

Será a partir de aquí cuando tendremos que valorar el estado de la planta que va creciendo, en el momento en el que parezca consistente su estructura, pasaremos a trasplantarlas a la maceta.

¿Y qué tipo de semilla de chiles puedo elegir para cultivar?

Hay tantas opciones que, partiendo de los gustos y experiencia de quién escribe estas líneas, pasaré a recomendarte algunas de las que mejores informaciones y resultados he obtenido.

  • Chile Medusa: Uno de los chiles más populares en cuanto a cultivo en maceta. Su picor no es excesivo y lo mejor de todo, produce gran cantidad de chiles que van de los colores amarillos, naranjas hasta finalmente rojos. Parecen llamaradas.
  • Chile de árbol: Otra variedad, muy conocida y empleada para cultivo en casa. En México es muy frecuente verlos y degustarlos. Pica bastante y pasa de verde a rojo tras la maduración.
  • Carolina Reaper HP22B: Este apenas necesita presentación, aquí por si no lo conocías. El chile que bate todos los récords también ha conseguido ser cultivado en maceta, aunque desconozco las dimensiones del macetero y las condiciones climatológicas concretas de quiénes lo han logrado.
  • Chile Serrano: Otro mítico y popular en muchas recetas de varios países. No es el más picante pero sí uno de los más queridos. Éste también se puede emplear en macetas y sacar partido. Aquí para conocerlo un poco más.
cultivo de chile serrano
Cultivo de Chile Serrano – Imagen: Candy Tale
  • Jalapeños: ¡No podían faltar en esta lista de cultivables! Quizá sea uno de los chiles más internacionalizados, y no es para menos. El jalapeño posee un sabor ideal para infinidad de platos y también se puede cultivar en maceta. Aquí por si quieres conocerlo también un poco más.
  • Chile Habanero: Y no quería cerrar la lista de recomendables sin mencionar a uno de los emblemas mexicanos del picante; el chile habanero.

Hay muchas más variedades que podrías plantar en una maceta, pero creo que coincidimos en que éstas citadas son más que suficientes para comenzar con nuestros pinitos como cultivadores de picante.

Y eso es todo por ahora, con estos consejos y cuidados para cultivar chile en casa tendrás las nociones esenciales para adentrarte en este mundo del picante desde el inicio hasta que recolectes y pongas a prueba tu paladar.