Resiniferatoxina; del picor más extremo a curar el dolor crónico

resiniferatoxina y curar dolor crónico

Que la resiniferatoxina es la sustancia más picante del mundo o, que se encuentra relacionada con el entorno de los amantes del picor extremo, es algo que nos quiere sonar. Sin embargo, ¿Qué pasaría si te dijera que se está considerando a la resiniferatoxina como un remedio para curar el dolor crónico?

No son pocos los que hablan de sus propiedades anestésicas, ni de sus ventajas en cuanto a la reducción de los dolores, por lo que no está de más averiguar un poquito más acerca de esta sustancia y conocer de primera mano cómo van los procesos y pruebas que se están realizando en este campo.

La resiniferatoxina pasa a ser tóxica para los humanos si no se controla

No puedes comértela ni en tu menú diario ni tampoco en tu acto valeroso del mes, al menos no deberías hacerlo. Ya hemos hablado de ella y su alto picor. Su nivel de toxicidad es tan alto que probablemente no podrías contarlo una vez hecho. Por lo tanto, olvídate de convertirte en trending por las redes intentándolo.

Sin embargo, como todo en esta vida, si se trata y aplica en las situaciones y cantidades adecuadas, podemos obtener una serie de ventajas que realmente podrían venirnos de perlas. En el campo de la ciencia, la búsqueda para curar el dolor crónico es una de las prioridades. Quiénes padecen sus efectos probablemente estarán emocionados al saber que ya se están realizando pruebas para paliar algunas dolencias que, con los fármacos actuales, nunca llega a ser suficiente.

Esta toxina también es mortal para las neuronas que se encargan de generar las proteínas del dolor

¿Recuerdas cuando te dije que no debías tomarla si no querías poner en riesgo tu vida? Pues las neuronas forman parte de tu cuerpo y, sabiendo dónde actuar, la resiniferatoxina podría ser capaz de combatir los fuertes dolores que algunas personas soportan en su día a día. ¿No te parece sorprendente?

La proteína TRPV1 es una de las causantes de que sientas dolor en una determinada zona. Ahora en los laboratorios han sido capaces de aislar la molécula e inyectarla directamente en un área de la médula espinal, permitiendo que su acción destruya estas proteínas sin afectar a las demás, es decir, sin dejar efectos secundarios. El resultado: fuera el dolor.

Las pruebas con la resiniferatoxina han sido exitosas y todo promete a que pronto se ofrezca alguna solución comercializada

En el Centro Médico Mercy de Baltimore se han realizado estas actividades con animales como perros y los resultados han sido increíbles, por lo que los humanos somos los siguientes en probar y confirmar que este estudio es tan efectivo.

Ahora ya sabes que la resiniferatoxina, además de matar picando, también tiene potencial y es capaz de curar el dolor crónico de muchas personas que ahora mismo sufren sin solución efectiva.

Si quieres saber más acerca de este tema, revista SCIENTIFIC AMERICAN. O un buen recurso -> Aquí