Selección de las mejores salsas picantes mexicanas que deberías probar

recetas picantes

Cebolla, ajo, tomate verde, jitomate y chile. Son algunos de los ingredientes básicos para formar las mejores salsas picantes mexicanas. Los amantes del picante saben perfectamente que la esencia la pone la variedad de chile que utilicemos, y que junto a estos otros ingredientes, conforman una salsa que hace que nos derritamos.

Hoy descubrimos una selección con las mejores opciones en aliños para acompañar a nuestros platos.

En cada hogar hay una salsa picante, un ingrediente o técnica que la hacen única

Si quisiéramos abarcar todas las salsas picantes que existen en el planeta, nos faltarían letras y teclas en esta pantalla. Se dice que cada casa tiene su secreto y variedad, por eso es tan inmenso y rico el mundo de los chiles picantes y sus diferentes aplicaciones al plato.

Las combinaciones pueden ser realmente explosivas, así lo demuestran cientos de preparados y recetas que nos dejan con la boca abierta y, en más de una ocasión, ardiendo por la intensidad del picante. ¡Pero eso es lo que nos gusta!

A continuación, se te presenta una colección de las mejores salsas picantes mexicanas que actualmente están triunfando, no solo en México, en casi todos los continentes:

Salsa borracha; buen honor hace a su nombre

Salsa Borracha

Con el número uno, esta potente y gran salsa, la cual está elaborada a base de pulque, una bebida alcohólica mexicana procedente del ágave. Se emplean además, tomates verdes cocidos, agua caliente, vinagre, ajo, aceite, unas hojitas de laurel, queso curado y el elemento estrella: chiles pasilla asados.

Aguacate rebanado o queso fresco, tú eliges con qué la quieres acompañar, aunque las posibilidades son infinitas. Esta popular salsa se suele emplear en los asados de borrego y no es para menos, aunque hay que ser valiente dado que pica bastante, su sabor es extraordinario.

Salsa Ranchera; ¡Picante pero ideal para unos nachos!

Salsa ranchera

Se trata de una de las mejores salsas picantes mexicanas, más conocidas y empleadas. Seguramente, los que vivimos fuera de México solo la veremos en restaurantes especializados en la cultura gastronómica del país y en algún que otro estante de supermercado.

En este aliño se mezclan cebolla, jalapeños, chile en polvo si se precisa, tomates pelados sin semillas, perejil, orégano, cilantro, sal, ralladura de cáscara de limón, pimienta negra y aceite. Aunque ya te advierto que en cada cocina hay un manual exclusivo para esta salsa.

Salsa Verde; El placer de saborear un buen chile serrano

salsa-verde

Y no es para menos. Esta salsa está elaborada a partir de chiles serranos, tomates verdes, una pizca de sal y algunos dientes de ajo. En España esta salsa la hemos visto pero en otro formato que no tiene nada que ver, pues es más suave y no posee más que aceite, ajo blanco picado y un poco de perejil.

Esta salsa verde con chiles serranos, habiéndola probado en más de una ocasión, te puedo garantizar que, además de picar, está espectacular. Otra que acompaña a la perfección con un buen plato de nachos.

Salsa de Molcajete; Tradición muy picante

molcajete

En México bien saben lo que significa, pero en muchos otros países como España, el molcajete coge un nombre diferente; el mortero, aunque éste último no posea las mismas características. Sea como fuere, la salsa de molcajete está en nuestra selección de las mejores salsas picantes mexicanas por una simple combinación: Tradición e intensidad.

El molcajete está fabricado con piedra volcánica, lo que le aporta un plus de elaboración, de ahí su importancia. Y lo mejor de todo es que está elaborada con chiles serranos, uno de nuestros favoritos. Además de éstos, el preparado lleva jitomate grande y sal. Muy recomendable esta salsa.

Salsa chipotle; Un jalapeño muy especial

salsa-chipotle

Si te gustan los jalapeños, tienes que probar los chipotles, que básicamente son éstos ahumados. Hablamos de una de las salsas que más se consumen en México y también quienes visitan su gastronomía. Y no es para menos, su sabor es especial.

Además del aporte “vitamínico” del chile que lleva en su elaboración, también encontraremos ajo, azúicar, vinagre, agua, aceite, clavos de olor, sal, pimienta y orégano. Aunque ya se sabe, cada maestrillo tiene su librillo y cada salsa de las aquí mencionadas posee variantes y mejoras que las hacen todavía más especiales.

Hay más todavía, más salsas y más excusas para seguir disfrutando del picante

Las mejores salsas picantes mexicanas incluyen todas las arriba mencionadas, pero hay muchas más. No podemos olvidarnos de los chiles habaneros y las maravillas que se hacen con ellos, así como de muchos otros.

Si tienes tu super salsa picante en mente y quieres compartirla, no dudes en hacerlo. Así como contar la variedad que utilizas en la preparación de alguna de las salsas anteriores. 

¡Ampliemos la lista!