Todo lo que debes saber sobre el pimiento morrón

¡Ajo, sal y pimiento, lo demás es cuento! Igual lo has escuchado en más de una ocasión y quería comenzar la entrada de hoy con ese bonito refrán. Hoy hablamos de uno de los pimientos que más abundan en nuestros platos. Quizá el pimiento morrón no sea especialmente el referente del picor, pero sí en colores y combinaciones para cualquier tipo de plato, independientemente del país en cuestión.

En España se utiliza para todo, falta poco para que nos duchemos con ellos. ¡No es broma! Vayas donde vayas, verás la bonita gama de colores que ofrecen.

Centrémonos, qué es el pimiento morrón y por qué es tan famoso

El pimiento morrón es de la especie Capsicum annuum, a pesar de pertenecer a esa rama se puede catalogar como un chile dulce, no pica absolutamente nada. Su color varía según el estado de madurez (desde verde hasta rojo), originario de los países del continente americano, ha ido extendiéndose hasta encontrarse en todos los Mercadonas de España, el super por excelencia de todxs.

Su sabor, carnosidad y colorido lo hacen como uno de los favoritos a la hora de cocinar. Más adelante incluiré alguna receta curiosa para este tipo de chile o pimiento, ya que podrían publicarse docenas de libros con diferentes combinaciones y aplicaciones en la cocina. Si por casualidad todavía no lo has probado, hazlo, no pica y puedes combinarlo con toda clase de carnes, arroces o pescados.

Características del pimiento morrón

El pimiento morrón recibe otros nombres como pimiento de bonete o de hocico de buey, ají dulce. Se considera como una verdura de consumo y hay toda una potente industria detrás generando millones y millones de pimientos de morrón para su consumo diario. A nivel mundial se consume de ambas maneras (crudo o cocido).

Además, hay pimientos morrones de colores distintos amarillos, verdes, naranjas y rojos (lo más abundantes), incluso hay variedades blancas y hasta color púrpura, pero esos todavía no he conseguido localizarlas, aunque imagino que en ellas el sabor no distará mucho de las versiones coloridas que ya conocemos.

¿Y cómo los podríamos clasificar?

Lo sencillo sería mirarlos y listo. El color es uno de los rasgos más llamativos y determinantes a la hora de identificar este tipo de pimientos. Sin embargo, existen otros factores que también habrá que analizar si queremos saber exactamente qué clase es. Los pimientos morrones se pueden clasificar según:

  • Forma: picor o dulzura, y según a la variedad que pertenezcan.
  • Tamaño y peso.
  • Color
  • Sabor

Más cosas que debes saber sobre el pimiento morrón

Los pimientos verdes son menos dulces que los amarillos o rojos, simplemente por su estado de maduración, aunque este es un dato que casi nadie conoce u omiten. Además, los pimientos morrones son ricos en Vitamina C y Betacarotenos. Son plantas herbáceas, su cultivo es anual (mayoritariamente). Su arbusto puede llegar hasta 75 cm de alto y el fruto de la planta es una baya con características variables, pesos que llegan hasta medio kilo en el mejor de los casos.

Si quieres seleccionar sabiamente, debes tener tacto, visión y olfato a la hora de elegir los mejores pimientos morrones, para ello debes seleccionar frutos carnosos, duros, firmes, de color brillante y piel lisa.

Las arrugas suelen significar mucho tiempo de almacenamiento. La piel muy fina o de firmeza escasa nos indicarían que están en mal estado. Si quieres tener una señal de frescura que casi siempre funciona es revisar su tallo y si está verde, firme y crujiente tenemos garantizada la misma.